Sibil.la, al jorn del judici

Fuimos a bar que coge el nombre de la canción tradicional mallorquina “El Cant de la siblil.la” un sábado después de una infructuosa búsqueda en el rastro. Así que con hambre y necesidad de cafeína, nos paramos a merendar.

El desayuno puede ser de café con tostadas, croissant o ensaïmada, pero yo que soy un poco aventurero, me fijé en el una pizarra donde ponía “llonguets”… y no tuve más remedio que pedir uno. El llonguet que elegiría serí un oco al azar, vi uno que ponía “Llonguet Sibil.la“, y sin saber que era lo pedí.

Trajesen lo que trajesen me lo iba a comer, lo tenía decidido, al menos fue una grata sorpresa, el llonguet consistía en camaïot a la plancha y un huevo a medio hacer.

Me pringué un poco, pero lo disfruté


Llonguet Sibil.la

Llonguet Sibil.la



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: